DÍA DEL PADRE

Porque de pequeños nos reciben, nos cuidan, nos explican, juegan con nosotros, nos hacen reír y rabiar. De adolescentes nos sostienen y contienen el aire mientras nosotros hacemos pinitos de la vida adulta. Y cuando llegamos a ser adultos nos dejan volar observando atentamente desde abajo cómo lo hacemos por si necesitamos ayuda. Más implicados o menos, más cerca o más lejos, con más madurez o menos… un buen padre siempre estará ahí con su autenticidad completa sin plantearse qué porcentaje de perfección aporta, porque su rol es simplemente amar sin condiciones pase lo que pase cuándo y dónde pase.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

0